viernes, 11 de abril de 2008

No me encuentro bien. Y no es un drama, porque no tengo ningún dolor, en realidad, ni físico, ni psíquico. Lo que sí tengo es la cabeza como acorchada. Creo que leo demasiado. Y me paso el día entre cosas que no son apenas reales. Y eso tiene que pasar factura, pensando siempre en el sexo de los ángeles e identificándome con personas que jamás existieron, que son personajes. Y pensando, pensando. Así que creo que estoy un poco enferma, sólo un poco, y que necesito descansar y poner los pies en la tierra porque creo que, en cualquier momento, me voy a desintegrar o voy a terminar en un mundo ficticio. A ver si encuentro un asidero porque la irrealidad se está apoderando de todo y, aunque soy consciente de ello, ni sé hasta cuándo durará, ni entiendo cómo salir de esto. Un ancla a lo real... por fangoso que sea.

6 comentarios:

El hombre del banco dijo...

¿Tienes miedo? No es fácil que se rompa la barrera entre ambos mundos, pero, si de repente te encontrarás con tus personajes en el mundo real, descansa.

Un abrazo.

amoremachine dijo...

ostias, pués x asas que no quede
mis orejas y las de los demás pa eso están,,,

hace años(Uy) ....yo tube una epóca
que sólo hablaba de trabajo, de tiempos de recorrido, de funcionamiento de máquinas, de gestion d espacio, y era una puta rayada,,,, y en fin q si, q fue malo.

x cierto me llegaron los poemas,
muy buenos.

bso

isabel dijo...

ancla número uno, presente

holdmebeibi,holdmesuit...
mua!

Víctor Sierra dijo...

A mí me pasa algo así cuando estoy de exámenes. Saca tiempo de donde sea para hacer cosas que te apetezcan, que lo primero es la salud ;)

A.V.G. dijo...

Niña, coge fuerzas y mire el servicio universal de correos en unos días que podrá ausentarse de la realidad por unos minutos.
Besos y ABrzos.

A.V.G. dijo...

y use también mis hombros, orejas(como dice amoremachine), mis ojos y... todo lo que desee.

más besos y abrazos.