miércoles, 18 de junio de 2008

Godot también espera,
en una taberna de Reina Victoria
aguarda su turno tomando cerveza.
Ya ha sucedido,
como supimos desde el principio de los tiempos
está pasando.
Ya se subasta mi casa y los postores
son crueles en su inocencia de náufragos
que perdieron y ahora quisieran ganar
como sea, lo que sea.
Apuestan.
Godot también espera,
no en vano la esperanza
no es más que una condena.


4 comentarios:

Fernando Sarría dijo...

gracias a ti por escribir....un beso.

Henry J dijo...

Mola!

Mola!

Y eso!

Henry J dijo...

Mola!

Mola!

Y eso!

elia dijo...

¡mucha mierda hoy, baby!