miércoles, 1 de octubre de 2008

QUINIENTOS-NOVECIENTOS

Tú formas parte de la historia
cuando tocas las piedras milenarias

o bailas en un local de hace veinte años
en una triste pero incesante corriente.

Algo insensato nos empujó un día
a salir de esta meseta inmensa y aterida
y en los barcos se confundían
poetas, bandidos, asesinos, frailes,
aventureros todos,
nada que perder,
quizá el alma dura y amarilla.
Y así pasamos a la edad de los relojes
donde oro y minuto eran lo mismo
y acabamos como una hoja flotando
en el líquido inflamable de los ismos.
Los que conocían soluciones se callaron moviendo la cabeza,
los otros, neorrománticos, gritaron lo que pudieron
mezclando historia, arte, pulmones, excursiones por los cerros.
Algo ha empujado desde siempre
a moverse del lugar de nacimiento,
a veces el valor de un hombre
se mide en su capacidad para irse lejos.
Acabó todo en paréntesis
con alguna orgía
y aquí nos vemos, cero-cero,
idénticas miasmas de polvo
a través de siglos
que empiezan y terminan cuando pueden.

5 comentarios:

U.B dijo...

¿Poeta y bandido no es lo mesmo?

Eritaco dijo...

Vivir es buscar. La aventura del viaje en sí mismo. El viaje por el viaje. Es humilde y pesimista.

Lo de alma amarilla no es por los chinos, ¿no?.

gsus dijo...

gloria
el kebran dice
que la periferia del vacio + la caja metálica es un poemario
cojonudisimo, dixit kebran eh,

pero relativo vaiven va hacer estragos, y si no, al tiempo.

dixit gsus.

txus dijo...

habra varias maneras de medir el valor...supongo que una puede ser esa del que se va lejos, pero igual, quedarse en el mismo lado tambien es de dar miedo...

buen blog...

saludos

www.ciudadsomnolienta.blogspot.com

Marta Noviembre dijo...

Ay madre, mi niña, que cada día escribe mejor!!!!! Q me da!!!!