lunes, 24 de noviembre de 2008

AD KALENDRAS GRAECAS (no, nunca)

Era una chica normal disfrazada de rareza
que a veces se quitaba la careta
y se encontraba rara de normal que era.

Era un chico grande y alto con pantalones canela,
la chica se queda mirando su va y viene
por si quiere algo de ella.

Eran momentos perdidos, encuentros de mano a mano,
eran pequeños detalles que le decían "sigue, vamos, adelante"

Lo hubiera negado todo al primer cantar del gallo,
pero mientras la pregunta llega, ella sueña...

Era una chica muy rara, disfrazada de simpleza,
él se vestía elegante, diríase que de seda,
ella quería su cuerpo y algo de mente-suerte en la maleta
él era una duda sucia con todas las respuestas:
lo que nunca ha sucedido pasa siempre en la cabeza,
todo lo hubiera negado hasta las calendas griegas.

2 comentarios:

U.B dijo...

La gente normal al final es rara por su poca abundancia. Verdad todo-todo.

Andrés dijo...

Lo que me intriga es saber si esas chicas no son en realidad la misma o si, al menos, conviven en otra, diferente 'ma non troppo'.