domingo, 28 de diciembre de 2008

LA INQUIETUD DE LAS ADELFAS

El dos soy yo y mi sombra.
Volvemos a encontrarnos amigas adelfas,
favoritas de los poetas
por encima del nenúfar.
Todavía queda esperanza en el mundo,
aún triunfa lo áspero y el veneno,
el número siete, la muerte,
lo que ya no puede cambiarse y por eso
el amor también.
Los siete gritos que dan
todas las mujeres heridas por dentro,
la tragedia estática, inmóvil,
la inquietud de las adelfas,
lija arsénica.
Sí es verdad que los cipreses creen en Dios,
pero de forma intermitente:
mira cómo se enciende y se apaga su confianza.

miércoles, 24 de diciembre de 2008

Mis amantes parecían
tumbados en la cama púas de peine.
Y a veces se reían
conmigo esperando la mañana,
oyendo cómo mis tortugas se caían,
haciendo ruido, de cabeza por su rampa.
Y acariciaban mi hombro.
Todo igual a ti.
Pero ellos, sorpresa y risa floja,
no me hablaban.
Qué placer en tus brazos,
tus labios directamente
al punto g de mi tímpano,
grandísimo
amor mío.

domingo, 21 de diciembre de 2008

Incomprendida, aunque concretamente,
mal entendida,
pasea por la pista de deportes, mármol barato verde,
un poco labradora, al cielo mira y teme
que le caiga encima otro chaparrón
de "no me gusta mi vida".
Sabe
que no puede confiar,
un poco creyente, del cielo espera,
cabeza al suelo,
que es lo único real que considera:
ni demasiado lejos para no verlo,
ni demasiado cerca para que estorbe.
Siempre demasiado tímida para ser extrovertida
y tan extrovertida que cohibe.
Un poco solitaria, de ella huye
esperando a ese yo que nunca llega
o que ya llegó y no supo reconocer.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

DÁDIVA (da vida)

Y bien pudiera ser cierto
que amar a todos sea no amar a nadie,
pero también se ha estudiado
la posibilidad de crear amor
(generación espontánea)
amando a más de uno.

O amar esa sutileza del jasmin Noir
¿quién dice que eso no es amor?
O a ese chico gafas en la cabeza
que se lía con la morfología de las cosas redondas
y pone, liquidándonos a Huidobro y a mí,
cuatro o cinco adjetivos por momento.

Y bien pudiera ser cierto
que no hubiera suficientes partes mías para ir repartiendo,
pero tengo entendido
que es viable regenerarme en cada dádiva.

sábado, 13 de diciembre de 2008

Olvidominación en cada hasta luego que me tiras
y un consejo mal dado contra mí misma.

Cariacontecimiento por ver si te enteras
que me tienes partida y viva a medias
esperando que ames u odies, es decir,
hazme ya la escena del sofá
o dame un cheque sin fondos.

Olvidominación contigo en cada nuevo día
y toda mi cabeza destilando ser tu esclava
con demasiada dignidad mal entendida.


martes, 9 de diciembre de 2008

Si este fuera un poema vengativo
diría
tú caerás y yo quedaré en pie.
Si este fuera un poema maldito
diría
y en las de tus hijos
y en las de los hijos de tus hijos,
en esas tumbas también escupiré.
Si este fuera un poema optimista
diría
yo sé que al abrir el buzón
el sol va a salir a medianoche.
Si este fuera un poema freudiano
diría
llaves largas en cerraduras oscuras, mi amor.
Si este fuera un poema pesimista
diría
no pienso suicidarme,
me queda mucha guerra que dar.
Si este fuera un poema coherente
diría
pienso olvidarte y dejar de gastarme
y adiós sin dolor y sin ansia.
Si este fuera un poema musical
diría
sólo el suave sonido de tu voz velada
arranca escalofríos en mis rótulas.
Si este fuera un poema intelectual
diría
las cosas mismas están hechas
con el tejido de todo.
En definitiva, si este poema fuera para ti
diría las vueltas que das para quedarte quieto.
Pero yo avanzo y, por tanto,

no sabes de qué hablo.

domingo, 7 de diciembre de 2008

AMOR DE BERBERECHO (Optando a los V Copepod Awards)

Dentro del bar Colombia te conocí,
berberecho, compañero de otras fuentes
de mariscos más buscadas. Pero tú,
humilde chirla, no te humillas por nada.

Un amor dodecasílabo tuvimos
entre gambas y manteles de papel,
te quiero con limón bien cocidito
edulis, comestible... ¡No aguantaré!

En su punto de sal, valvado, diverso,
estriado, nutritivo…berberecho,
como la poesía misma
tú eres.


(Dentro de la Sección Oficial de Premios Copépodo 2008 del blog DDUC)

viernes, 5 de diciembre de 2008

Todas las cosas saben
de matemáticas.
El mundo usa un compás de fractales
en silencio crece muere crece mata
sobra decir que humildemente
sin darse importancia.
La liebre es perfecta en su salto
la víbora fulmina exacta
árboles dóricos
volcán y escalinata.
Todas las cosas suceden
con geometría
menos la invención del diez de enero
las máquinas cosechadoras
los ascensores que se paran en el tercero
haciendo multiplicaciones
tú y yo dentro.

lunes, 1 de diciembre de 2008

En un cubo de luces
cinco monos bailan disco y se hacen famosos.
Suspiro y cabeza a la izquierda,
sonrisa, no obstante: es el mundo que me toca.
Sigue estando la Tierra llena de tesoros
como la sonrisa de Omar Sharif sacándose el carnet
(haciendo el papel de siempre
ya sea en descapotable o en camello)
o los músicos de Blista Kompac.
Sobreviviremos a todo,
gracias por el amor, más que nada.