viernes, 13 de febrero de 2009

SÓLO ESTOY ESPERANDO

Sólo estoy esperando
a que pasen tus manos. Esas huellas.
Sólo estoy esperando, con calma, no creas,
a que cambie el tiempo
y se pare de espaldas a ti el viento velético.
Sólo estoy esperando
a que las cosas dejen de tener tu significado
y que ya no puedan surgir de la nada a través de tus ojos.
Sólo estoy esperando
con las manos cruzadas en el regazo
o haciendo ganchillo, patucos, telas de araña,
a que tu materia salga de mis poros y respiren.
Sólo estoy esperando el mejor momento
para cortarme los pies y no seguirte.
Sólo estoy esperando, tranquilamente y sonriendo,
a dejar de esperarte, pesca sin muerte.
Sólo sigo esperando
a que termine la impresión
de haberte conocido.

2 comentarios:

U.B dijo...

Vaya racha.

josemoya dijo...

Me encantan los dos primeros versos.
Un buen poema de desamor, sí señora.