domingo, 1 de febrero de 2009

VEINTICINCO METROS

Veinticinco metros hasta mi casa
y quieres que te cuente
que se hizo de mi suerte,
en qué camino me cambió la cara.

Veintidós metros sólo me restan
y aún me queda por narrarte
el secreto de mi juventud eterna
y como coso cual doña Inés.
Ya no más de quince metros
y un año entero de mi vida
y pierdes centímetros
hablando del tiempo.

Rozo la puerta con los ojos,
sí, mucho trabajo,
sí, intercambio de saludos buenas maneras,
y meses de información perdida.

Ningún metro hasta mi casa.
Date la vuelta
y no lo intentes otro día.

1 comentario:

U.B dijo...

¿A quién te has encontrado tú?