miércoles, 29 de abril de 2009

AMISTAD CONSTANTE MÁS ALLÁ DE LA MUERTE

Cerrar no podrá la última sombra mis ojos
porque todo quedará fielmente escrito:
de cada velada llevo registro estricto,
cada movimiento se recuerda, cada soplo.
La memoria rescata bueno y malo,
sin antítodos, ella es muy suya,
mas mi cuerpo se levanta con una palabra tuya
sin apreciar el mal pasado.
Cada instante se podrá vivir distinto
y cuando te alejes de mi lado
seremos polvo, quizá no enamorado,
seremos cenizas, pero sí con sentido.

No hay comentarios: