viernes, 24 de abril de 2009

Queda en quietud ilusión de vida.
Todo se mueve y nada.
Linterna mágica pasa tu imagen
y la mía que te busca
pero dibujados,
siempre delante-detrás persiguiendo parados,
inquietud paralítica.
Veo
un estallido de gris película a mi alrededor,
la virgen inmaculada envuelta en nada
con viscosa plástico a sus pies.
Estoy en posesión de la mentira,
lo que oyes no es corazón,
sino martillo de utillero.
Recoge los bártulos:
el teatro va a cerrar.

No hay comentarios: