domingo, 19 de julio de 2009

EXPLORE FURNITURE WITH HER DESIRE

Perdidos en los mejores jardines de los peores barrios
podemos decidir que merece la pena sufrir por los demás.
No malinterpretes mis palabras
y las tomes como altruísmo bello e inexpresivo.
Esto es de un egoísmo sólo digno
de un poeta sobrado al que se lo perdonamos todo, pobrecillo.
O que me das buenas vibraciones y eso llama al verano en pleno enero,
o que soy muy simpática cuando me dejáis, es decir,
cuando no os da miedo.
Esas dos que soy a veces se ponen de acuerdo
y desde hace un tiempo
ya no quieren quemar el mundo entero con sus pájaros y sus jaulas.
La buena ha convencido a la mala
o ha relajado sus costumbres y ya no le importa tanto.

No hay comentarios: