miércoles, 12 de agosto de 2009

CANTOS RODADOS (VIII)

22. Si lo piensas, todo son exigencias no tanto de la carne como de la identidad. Uno opta por no traicionarse a sí mismo (y no a sí mismo, sino al otro yo construído) y lleva a cabo acciones que en cualquier otro caso no haría. Irónico.

23. Hay un croupier (lo llamas destino, azar, dios, esencia) que te reparte cartas y, mientras te rebelas, aceptas su juego.

24. Existen personas maravillosas que otras personas menos maravillosas tienen la desgracia de amar.

No hay comentarios: