domingo, 16 de agosto de 2009

CURACIÓN


Soporto mal la crueldad a mi alrededor
aunque no sea yo el objetivo,
aunque yo sea fuente de tanta,
aunque, en otro tiempo más frío,
inventara mucha para venderla al peso.
Soporto mal el mal ajeno
por aquello de la impotencia y el no saber qué hacer
cuando, normalmente, lo tengo todo controlado.
Me gustan los dramas cotidianos,
tan experta en todos ellos
y me frustra, no imaginas cuánto,
el no poder hacer nada
con lo que te traes entre manos.

No hay comentarios: