viernes, 28 de agosto de 2009

La espalda sólo es un sueño,
pero lloras si la miras.
La espalda es una mentira
que puede destrozarte.
La espalda es eso que te impide
mirar hacia delante
y verme un poco más dibujada y real
que todo lo que antes ha pasado.
Oh, del pasado efímero,
de las dulces primaveras de marzo a junio,
nada podrá volver, amigo, nada
mientras no necesites un poco
de los que estamos vivos.

No hay comentarios: