martes, 1 de septiembre de 2009

APRENDO LA LECCIÓN


Creo intimidades
con un poco de esfuerzo
(si fuera demasiado
no merecería la pena)
Aprendo las costumbres
de todos los países,
en todos planto un árbol,
a veces tengo un hijo.
No soy lo que se llama
una chica ordenada,
pero me responsabilizo
de todos mis malos actos
y así soy madre e hija
de mi propia miseria.
Aprendo la lección
sin propósito de enmienda.
Podría hacerlo diferente,
no dar tantos regalos,
exclusivizar un poco más mis manos
pero eso exigiría
mirar el diccionario,
aclarar miles de dudas
y vivir menos mis fallos.

No hay comentarios: