sábado, 19 de septiembre de 2009

EL DEMONIO DE LAPLACE

Te hace gracia que lo sepa todo,
aunque todo sea el caos mal calculado.
Puedo ilusionarme con el libre albedrío de mis actos
o con la casualidad -aquí y ahora- de encontrarnos.
Te haría gracia que dudara un poco,
aunque dudas es mi baza más segura.
¿Y si todo estuviera ya marcado?
¿Cómo huir de tres o cuatro años inexpertos?
Para eso no hay respuesta.
Seguiré despierta, vigilando.

No hay comentarios: