miércoles, 7 de octubre de 2009

BARRIO

Ya aprendiste que el relleno de chocolate siempre es escaso
y uno se tiene que conformar con el bollo a secas.
Tambien conoces hace años los problemas de un cerebro alimentado
y sabes de la fragilidad del cuerpo
a pesar de que no serías plenamente consciente hasta hoy.
De nada te sirvió formarte, informarte y dejarte la piel.
Cometiste los errores de todos los humanos,
contra las cuerdas,
contra la pared,
por la ventana,
en la cuneta.
Y no es el final,
siempre queda espacio para más,
cuanto más huyes más espacio esparces.
No es casual cierta calle, cierta hora, cierto hecho,
entiende lo que quieras, hoy no puedo explicar más,
pero déjame, al menos, una tela para cubrirme la vergüenza.

No hay comentarios: