domingo, 25 de octubre de 2009

CONVIVALIA


Para los que me alegráis a base de palabras y no palabras, para que os alegréis


Vivan los días felices
los días nublados
los días, que están contados y cortados por el mismo patrón, sí,
pero que vivan.
No cambies un minuto de pasado technicolor,
en tu memoria aparece masticado y merengoso,
truecas caras. Y eres feliz.
Todos juntos en el mismo hospital
nos cogemos de las manos y encaramos las cosas,
(palabra baúl preferida)
porque no podemos hacerlo de otra manera,
aunque sabemos que existe.
Todo es ayer y nos gusta
porque ayer fue peor y nos gusta
recordarlo con gratitud, cuidamos con mimo esa imagen.
Escuchamos los discos de siempre, los que nos avergüenzan
y eso también nos gusta,
compartiendo enfermedad, platos Sabian, ritmo repetido.
Vivan los días de abrazos sin estadísticas,
vivan los días sin ahogo emocional,
vivan todos los minutos que no se compran
y que, sin embargo,
se pagarían a buen precio.

No hay comentarios: