miércoles, 21 de octubre de 2009

PACIENCIA

No es la paciencia necesariamente una virtud
sino más bien una necesidad que se adquiere a base
de hablar de nada, de ser nada, de mirar nada, de esperar nada.
Todos los que lamen sus heridas, cuerpo en tierra, saben
que no es la pacienica necesariamente una virtud
sino algo que vas comprando poco a poco y cuando tienes mucha
la guardas, la almacenas, durmiendo para nadie.
Y si no es la paciencia necesariamente una virtud
ya habrás descubierto
que la impaciencia es otra necesidad más perentoria,
la que te empuja a plantar suelas y vivir,
la que hace explotar supernovas
y, de vez en cuando,
relajarte.

No hay comentarios: