sábado, 28 de noviembre de 2009

DESPIERTA


Te emocionaste con que podías haberlo escrito
y lo escribí yo, metiéndome en tu cabeza
porque vale tu sonrisa la sonrisa de mil soles.
En mi cocina pongo la ropa al aire,
ese que te mando para que te levante
porque despierta te quiero,
míralo, sube la cabeza, anda,
estar paradísimo no significa nada mientras pienses.
No hay compromiso en lo nuestro
y no hay nuestro,
todo es onda que remonta el horizonte.
Lo mejor de todo es
remover cabezas, romper piezas,
desmontar el puzzle.
Y se nos da bien.

No hay comentarios: