martes, 17 de noviembre de 2009

ENFERMERÍA

Por si acaso
siempre tengo
material quirúrgico preparado
por si hay que extirpar un recuerdo,
por si hay que convencerse de nuevo
con aquello de vivir consiste en vivir y poco más.
Actuamos rápido, con precisión y pulso firme,
toda la seguridad del mundo
parece hacerse en nuestras manos.
Nunca se duda a la hora de seguir un tratamiento,
aunque no sea el adecuado,
nunca mirar atrás,
seguir y pisar, actuar y bailar
con el peligro, con el final ya sabido.
Pero, por si acaso,
sé mi enfermero,
pregúntame, de vez en cuando,
si puedo con todo,
si estoy cansada,
si necesito algo.

No hay comentarios: