sábado, 21 de noviembre de 2009

SIEMPRE UNA MUSA



La música antigua y moderna

que te hace sentir mayor e interesante,

de un siglo imperfecto que se fue y viviste
y si no, lo vives.
Puedes tener un segundo, no, una milésima
de conexión total de dinamita

con los que ves ahí abajo, tú arriba, pensando

que puedes morir, que no hace falta
ya ser nada,
a no ser
que quieras esperar para compartirlo.
Anochece tan temprano,
no te deprimas

porque la noche también te entiende,

ve rodar de tus ojos y tú, en emoción tirante y límite,
has dicho ya mucho.

El sueño se rompe, el sueño se crispa.

Realidad.

No hay comentarios: