viernes, 20 de noviembre de 2009

Y.

Interrumpe, no espera, te mueve la cabeza,
te estresa, te halaga, te quiere, te desespera.
Tiene su forma de hacer las cosas, su sistema
calculado, creativo y sin sentido.
No es artista, le falta concentración
y, sin embargo, tiene arte para entender dos más dos.
Confunde h y b, software defectuoso y mal cargado,
su diccionario contiene demasiados vocablos.
No me importa que no acabe ninguna frase,
ni siquiera que su cerebro sea
una maraña de pensamientos inconexos.
Me preocupa, más que nada, que la entiendo.

No hay comentarios: