miércoles, 23 de diciembre de 2009

AMANECERES DE PLOMO

Eras mi viento, mas no a favor

Silvio Rodríguez

Llegará el día en que deje de preocuparme, tal vez,
cuando me dices que no estás bien,
que es mucho peor que decir que se está mal,
siempre punzando poco a poco en tu propia carne.
Ya sé que no me quieres pero, tal vez,
sí es verdad que me necesitas
y esa sola palabra me mantiene aquí,
en el cabecero de tu cama, mirada baja.
Llegara el día, seguro, en que me canse,
no soy perfecta, aunque intentara serlo para ti,
múltiple y concreta a cada rato.
Llegarán esos días, mientras tanto,
amaneceres de plomo.

No hay comentarios: