sábado, 26 de diciembre de 2009

CHAIN OF FOOLS

Tampoco es que vaya a tener remedio,
pero hablar conmigo misma
siempre me alivia y me libra
de cometer más errores.
No saber cuándo está bien,
cuándo metes la pata y el pie hasta el fondo,
recibir felicitaciones como puñales en la espalda...
no es una buena guía, no hay un plano fiable.
Me encogeré de hombros,
encadenaré estupideces,
asumiré que el mundo
es demasiado perfecto.

No hay comentarios: