viernes, 11 de diciembre de 2009

DIOSECITO

Eres el dios de las manos
y eres el dios de los ojos
y siempre te muestras compasivo
con quien mira fijo aunque no deba.
Sonríes como un lotófago
a quien mancha tu nombre
y te roba a las afueras de tu reino.
Defiendes débilmente,
ceño fruncido, poco más,
la propiedad que no es tuya pero te pertenece
y perdonas, siempre perdonas
a quien mata y enamora con la mirada,
a quien incendia y construye con una caricia
por más que quiera usurparte sin éxito
tu sitio de dios sin poder ni nombre.

No hay comentarios: