viernes, 18 de diciembre de 2009

NO SABEMOS NADA

Yo no me cuelgo más que la medalla
de no saber contar menos contigo

Joaquín Sabina

Qué obstusas ciertas cosas, no comprendemos casi,
se intenta tener claro lo que va a llevarte de viaje hacia delante.
Pero explicarte ahora lo que se necesita
no tiene tanta gracia
y tampoco la magia es algo tan raro.
Sólo charlar contigo sin sublimar las horas,
quemando los minutos muy tranquilos,
pero sin esparcirnos por las olas
creyendo ser dos seres especiales
sólo por no aceptar
que hacemos lo que los hacen los mortales.
Allí lo decidí y cumplo mi promesa:
quiero contar pasado para crear futuro
y no pretendo más que una locura.
Es más fácil aceptar
excentricidades de un amigo
que te arrastra a ver una peli que jamás habrías visto motu propio.
También es más fácil escribir
sobre esto así, en tres minutos
que intentar dilucidar qués y cómos.
A estas alturas ya juego con trampa:
conseguiré la red
para saltar al vacío,
que se estrelle quien pueda
invertir más pena en esto.

No hay comentarios: