sábado, 19 de diciembre de 2009

SI EL ÚLTIMO DÍA NO ME ENCUENTRA VENCEDOR

Ya de madrugada,
encima de tus pies, abajo
Madrid entero pasaba y yo
sólo quería ser quien fui
sin comprometer mi integridad.
No pedirías nada
que no pudiera dar tranquilamente,
pero que no te engañe mi calma,
la alegría que doy cuando regalo
puede convertirse en histeria en cualquier momento.
Pero sé que puedo confiar,
sé que debo confiar
¿crees que no sé
que no tengo muchas opciones?
No se trata de ser especial,
tampoco de oportunidades,
sino de ser mejores
el uno junto al otro.
O al menos que el último día
me encuentre aún luchando.

No hay comentarios: