jueves, 17 de diciembre de 2009

TERRA INCOGNITA



Lo
s antiguos ignoraban
que existía un otro continente,
pero intuían que debía haber más
allá lejos, plus ultra.

Inventaron animales fabulosos

de un sólo pie, saltarines.
No conocían Méjico, ni Australia y soñaban ya con ello,

no conocían nada y lo habían visto todo
como si un demiurgo bondadoso

les dictara al oído todo lo que debían saber y sabrían.
Por eso no me preocupa la terra incógnita,

acabaré por descubrir
todo lo que de ti entreveo.

No hay comentarios: