domingo, 20 de diciembre de 2009

VIETNAM

I've asked myself
How much do you
commit yourself?


Talk Talk

Ocho de la mañana,
amanece en Vietnam.
"Hagamos un poema a medias
¿o no tienes lo que hay que tener?"
Cargas tu arma al hombro
pensando en usarla y la usas
sin ninguna intención de herir,
sin ninguna intención de sanar.
"Get up, get up, get up, get up"
Ocho de la mañana para mí también.
Internos en la selva
¿quién necesita al infierno de la humanidad ahí fuera?
Agua alrededor,
ironía de soledad,
ese Babel de ideas en el cerebro
que se moja, que se ahoga, que se calla al fin.
Agua que me pare,
que me reinicie.
Puedo hacerlo, ya ves,
soy más hábil de los que los generales creyeron.
"Let's make love tonight"
Soldado sin destino, tu error es básico,
no comprendes aún
que es mejor ser tú mismo en ruinas
que pensar en otros preparando napalm.
Vaya, como mentirse a uno mismo
con una intención de sinceridad de héroes épico.
Todo que perder ¿y qué?
Es tu vida de lo que hablamos.
Nos juntaremos tras la batalla al atardecer,
relajaremos penas cantando,
a veces quien te hiere es quien te salva.
Mañana el parte de guerra dirá
que una loca bailó junto a la hoguera
gritando la canción que os gustaba
hasta que perdió todo sentido.
No podremos hacer nada, soldado
mientras sigas sin decidir quién es amigo y quién enemigo,
no llegando a ser apoyo ni terror,
siendo el medio ser del que huiste.
No te creas mi promesa:
no siempre habrá una luz en el horizonte.

No hay comentarios: