jueves, 30 de abril de 2009

Como una isla entre edificios, primos bastardos de rascacielos,
está mi aldea, entre dos ríos espaldados,
esquizofrenia que se queda también en tus zapatos.
Como un milagro que sobrevive al ateísmo
sigue oliendo a leña podrida cada noviembre
y a plaza en domingo.
Ciertos ladrillos tienen más años que la ideología de los alcaldes,
ciertas buhardillas se han reecontrado abriendo sus altos brazos.
Y ha cambiado sin moverse un ápice,
todo distinto y reconocible,
su cerro de Tesorillo de hospitalidad desagradable,
las calles y el intento restaurador de antigüedad moderna.
Como una isla en la Nacional Dos
permanece
evolutiva y costumbrista
mi aldea de irreductibles comunistas apolíticos.

miércoles, 29 de abril de 2009

AMISTAD CONSTANTE MÁS ALLÁ DE LA MUERTE

Cerrar no podrá la última sombra mis ojos
porque todo quedará fielmente escrito:
de cada velada llevo registro estricto,
cada movimiento se recuerda, cada soplo.
La memoria rescata bueno y malo,
sin antítodos, ella es muy suya,
mas mi cuerpo se levanta con una palabra tuya
sin apreciar el mal pasado.
Cada instante se podrá vivir distinto
y cuando te alejes de mi lado
seremos polvo, quizá no enamorado,
seremos cenizas, pero sí con sentido.

lunes, 27 de abril de 2009

Me callo y lo digo todo
dueña, al fin, de mi silencio. No
soy ya la enferma vocalizada.
Indiferencia afectuosa,
amo a todos o lo parece,
un poco de doblez
he tenido que aprender recientemente.
Es necesario a veces
no meterse hasta el cuello,
guardarse como tú te guardas,
oh, misterio, tan claro y transparente
y tan oculto.
Darse y no darse y darse entero
a quien yo quiera.
Prediqué el mancharse cejas incluidas
y seguiré en ello pero con nuevos datos:
-más segura de mí
-más segura de ti
Yo valoré todo a lo inmenso,
yo cifré el canal como ganancia
y no pierdo
pero me cuido
y callarme, callarme lo que no se escucha
(comúnmente conocido como “tonterías”)
me acerca a vosotros,
te acerca a mí:
porque esta vez
las palabras son tuyas y las guardo
con dos o tres tesoros
que se hicieron grandes.
Amo a todos o lo parece,
nada más

y nada menos.

viernes, 24 de abril de 2009

Queda en quietud ilusión de vida.
Todo se mueve y nada.
Linterna mágica pasa tu imagen
y la mía que te busca
pero dibujados,
siempre delante-detrás persiguiendo parados,
inquietud paralítica.
Veo
un estallido de gris película a mi alrededor,
la virgen inmaculada envuelta en nada
con viscosa plástico a sus pies.
Estoy en posesión de la mentira,
lo que oyes no es corazón,
sino martillo de utillero.
Recoge los bártulos:
el teatro va a cerrar.

lunes, 20 de abril de 2009

Si yo hubiera nacido
en tierra de palmera despeinada,
datilera y amarga.
O si yo hubiera nacido
en tierra, gris, sí, pero decorada
con luces decadentes,
con toda suerte de coronas de reina de purpurina,
adocenada y hastío en las manos incorruptas.
O niño de aldea en preguerra civil.
O con nombre de nadie y multiforme.
Entonces yo no tendría excusa,
pero siempre podré echar la culpa
a la gelatina insípida que me cubrió
la infancia de esta madurez
que no me deja ser más
que la gelatina insípida que soy.

viernes, 17 de abril de 2009

Todo es así, todo pasa de esta manera, todo se olvida, todo queda atrás.

Fernando de Rojas


¿Es un momento dulce o es amargo
este que paso, que pasa por mi vida?
Sigo a flor de piel y sigue
cada mota levantándome en vilo
por eso me avergüenza ver su cara
y decir lo que amo
¿Y no fue siempre así, parva puela?
¿Y no fuiste siempre una piedra
de arcilla blanda y dura?
Ya deja de culparlos y culparte
y recibe los dones como lo que son:
milagros.
No pidas a tus días la bondad
si sabes que vendrá por falta de movimiento,
si sabes que descansar

es morir.

miércoles, 15 de abril de 2009

Yo creo que no me vais a coger viva
aunque sé que no voy a salir de esta.
Como Casimiro Parker con su armónica
me tiro por las antiguas vías del tranvía
por la Gran Vía inexistente de los brazos que me sueltan
calculando, calculando que no me haga demasiado daño, calculando
que tenga una buena caída suficiente para desmoralizarme
pero no para romperme la cabeza.
(como las nubes ¿las recuerdas?
tan Velázquez bajo Atenea)
Y mis súplicas se han oído
y me conceden lo que pedí,
a saber: una mirada cada quince días,
un beso en la mejilla en secreto,
agradecimiento tras mi entrega absoluta,
lástima alguna tarde,
ánimos antes del fin de semana.
Y me doy cuenta de que, de haberlo sabido,
habría pedido más.
Aunque, probablemente,
de no haberme conformado

nada me hubiera sido concedido.

martes, 14 de abril de 2009

CARTA A GLORIA GIL

No te creas que te he perdonado,
pero, quiera o no quiera, no me queda otra que seguir contigo.
Te anuncio desde ahora que en cuanto pueda
me marcho, me voy y ahí te quedas.
He visto el futuro y, pequeña,
¿cómo has podido siquiera pensar
en convertirme en ti?
Te perdono la ofensa,
pero no el arrepentimiento.

domingo, 12 de abril de 2009

¿"KOI" O "AI"?

Existen en japonés dos formas de decir amor: "ai" y "koi". Koi se relaciona con un amor pasional y ai con un amor más espiritual, aunque esto no queda siempre claro, ya que hay palabras que incluyen ambas palabras como "renai" que significa amor romántico.
Por otro lado "koi" se usa también para nombrar a las carpas, típicos peces japoneses a los que se atribuye el don de la buena suerte, la inteligencia y, mi preferido, el no rendirse jamás y ser capaces de luchar contracorriente. Aunque el kanji de "koi amor" está relacionado con el kanji de corazón y el kanji de "koi pez" se dibuja de otra manera, incluyendo el kanji de pez que, como casi siempre, imita la forma del objeto al que se refiere, en este caso, un pescado. ¿Sería un caso de palabras homófonas?
En cualquier caso, dejo dos frases que resumen y quizá aclaren la diferencia entre "koi" y "ai":
Koi es siempre querer. Ai es siempre dar.
¿Qué clase de amor tenemos? ¿tenemos siempre el mismo? Yo tengo mi propia respuesta.

sábado, 11 de abril de 2009

El calor gana al frío y la noche al día,
mal empiece para unas letras que hablarán de la realidad,
pero escucha,
y el frío viene encima del calor y el día cubre la noche,
¿puedes entenderlo ahora?
Te hablo como traducida de otro planeta, pero es fácil
comprender que tienes una oportunidad por cada momento,
y que no vale la pena ni mucho ni poco
cada una de esas perlas.
Hazte un collar, póntelas al cuello y archiva.
Ya mañana estás muerto y eres camionero
ya pasado estás viva, rey en una isla de pigmeos,
siempre el mismo, con tus esperanzas en una carpeta de gomas.
Ni mala sangre te hagas con nada,
escucha... escucha cómo todo acaba bien.

miércoles, 8 de abril de 2009

No he intentado nunca
ser más lista que ningún hombre
mintiéndole sobre lugares y llegadas:
si se tiene, se tiene,
si se llega, se llega.
Confieso que alguna vez sí,
pero fue por pereza,
no me gusta dar explicaciones colgantes
de un marco perfecto e idílico:
si se está bien, se está completo,
si se está completo, no hace falta más.
Tampoco es que tenga mucha experiencia,
no te sientas orgulloso si te digo que has estado
entre los cinco mejores:
no ha habido muchos más.
Pero puedo decirte que noches he tenido muchas
y recuerdo la tuya entre las tres primeras.

domingo, 5 de abril de 2009

SI CLARK KENT SE ATREVIERA

Si Clark Kent se atreviera
a ser algo más
que un héroe con ropa llamativa,
probablemente saldría
los sábados a cenar con alguna damisela
y no estaría tan pendiente de salvar al mundo
que, al fin y al cabo, no es más que otro trabajo
mal pagado e insatisfactorio.

Si Clark Kent tuviera agallas
para enfrentarse
no sólo a las pesadillas ajenas,
sino también y sobre todo a las propias,
olvidando un momento su superhombría
y siendo hombre de verdad,
aparecería menos en las noticias
y más en su boletín interno.


Si Clark Kent hablara al volumen necesario
para molestar a quien debe ser callado
y usara menos los poderes
y más la voluntad, la rabia, las garras, la energía,
quizá los que no oímos ultrasonidos
podríamos deleitarnos con el color de su voz.

Si Clark Kent temiera menos
a la gente que a la kriptonita,
estaríamos frente al hombre resolutivo
que debiera ser supermán
y que también tiene miedo porque no es de hierro,
pero podría serlo a golpe de diente.

jueves, 2 de abril de 2009

AMOR DEL 9

Definitivamente, no voy a aprenderme ya
los diez mandamientos, aunque recuerdo algo del credo.
Me acuerdo de Faulkner y sonrío,
me acuerdo de ti, y me da un poco de miedo

este enero que me lleva sin frenos,

pienso ser muy convincente y usar todas las artes actorales.
Creo que podrá salir el sol por la ventana del salón, por Antequera
o por mi cuarto.
Lamento
tener que invitarte,
tranquilo,
no lo haré a escondidas.

Pienso cambiar cada mes, cada día
del año pasado.