viernes, 8 de enero de 2010

GENTE SIGLO XXI

Puedo luchar
ya no por quien me quiera,
simplemente, que respete
sin dimes y diretes lo que hago,
que mi mano izquierda sepa lo que hace la derecha
y no la abronque,
que el de enfrente me vea irme
y piense "ahí va un ser humano".
Y poco más.
No hacer malabarismos con las fechas,
ni intentar comunicarte intenciones
en tres fracciones de mirada.
Puedo luchar por ellos,
que disfrutan a mi lado
sin querer saber demasiado y sin perder detalle,
que bendicen mi venida y mi salida
y no calculan si voy sola o con séquito,
que imaginan que es difícil vivir mi vida
y me lo ponen fácil con sus ojos comprensivos.
Gente siglo XXI que está de vuelta
de bromas de plaza de pueblo y prefieren
callar y comulgar con quien suscribe
a ser graciosos a cualquier precio barato.

No hay comentarios: