miércoles, 13 de enero de 2010

OBJETIVO SUBJETIVO

Tú, eres tú
el que me hace preciosa, valiosa,
frente contra frente, fusil contra fusil,
así pegados.
Tú y no yo quien me motiva
para dejarme de tonterías y golpear justo en el centro.
Eres tú, perdona,
el que padece mis torturas sonriente,
el que finalmente soltó mi mano
para atrapar mi mente y sus partículas.
Siempre has sido tú cuando lloraba
y eras tú también cuando exultante comprendía,
aunque me costara aceptarlo del todo.
Y todas esas veces que soy yo y no tú,
un poco sola, un poco a medias, un poco niebla
voy viviendo sin vivir del todo.
Porque eres tú, siempre tú,
mi objetivo subjetivo.

No hay comentarios: