sábado, 13 de febrero de 2010

ALLÍ MIS OJOS PEQUEÑOS

He visto que las cosas
cuando buscan su pulso
encuentran su vacío


Federico García Lorca

Y, en realidad, hay poco más.
Cada verso puede ser tomado
por lado de filo, por lado de ángulo.
Ese mismo que tienes encima puede ser de duelo
o puede ser esperanza de horizonte que no acaba.
Que ser zurda, que ser ciego, que ser místico
tiene su ventaja y su encerrona
y la visión de túnel sirve, ya verás,
aunque no busques la salida ahí fuera.
Que no hay malentendidos si envueltos en hilos de colores
dejamos volar la imaginación corriente y adoptamos la otra.
Que no hay baches, ni principios, ni antes, ni despueses, ni épocas mejores,
siempre es la misma historia que fluye,
adaptarse es más difícil, no te opongas.
Te matará el silencio, tus absurdas normas,
o quedarás vivo observando al enemigo
que se acerca con sus manos
dispuestas a quererte.

No hay comentarios: