lunes, 8 de febrero de 2010

SISTEMÁTICO



Es normal que estés cansado

de la fiesta decadente que la vida te prepara.

Tu vestido no será siempre blanco,

tus manos ofenden,

también se oxida la madera.

La ofrenda que hoy nos hagas
no servirá para salvar mi apego,
ya soy espíritu libre,

ya tengo una sonrisa que no es gratis,

pero siempre me cuesta barata
cuando la pago
con el amor de mi frente.

No hay comentarios: