domingo, 21 de marzo de 2010

LIMONADA

Hay momentos de soledad
en el que el corazón reconoce, atónito, que no ama.

VICENTE ALEIXANDRE

Sentirse bien con uno mismo
no consiste en la seguridad férrea que uno muestra,
mejor será desprender angustia
para ser reconocida entre humanos.
La hiel que puedas soltar
para mantenerte a buen recaudo
te será devuelta en vanos de puerta,
en huecos de ventana.
No amargues el paladar
con el miedo que nos tienes,
enfréntate a nosotros pequeña,
juega, sufre, cáete, recupera.
Si todos tus comentarios
son una mueca agria,
si nuestras ganas de amarte
se quedan desinfladas en tus dedos,
no pidas con voz estridente y alarmada
la compañía que la envidia te requiere.

No hay comentarios: