jueves, 25 de marzo de 2010

PRESAGIO DE PIEL

Cada camino pide una forma de andar;
cada paso, distancia

David Broza

Con un golpe de cadera
que podría sacar del mundo mil problemas
puedo bailar sin vacilar en el pasillo frente al espejo
y enamorarme de la posibilidad de hacerlo contigo.
El canto de sirenas del futuro
me sobrecoge por las piernas,
lo siento por mi mucho orgullo
y mi promesa de mejorar en ese aspecto,
pero hace ya unos días o unos años,
apenas unos minutos que tuve guardados desde siempre,
me dije a mí misma lo que me dijeron entre las sábanas
y me lo creí
y lo practiqué
y ejercí mi puesto con clima cálido
y mi piel se puso alerta
y me encargué de dejar la puerta abierta.

No hay comentarios: