lunes, 19 de abril de 2010

DONDE TOCA, CUANDO TOCA

Soy una chica moderna
que vive en un barrio antiguo,
en el buzón, la publicidad
es de geriátricos y de "venda su piso cuando muera".
Yo, mujer de hoy,
doy lismosna con tarjeta,
como bollos malos en sabor y en colesterol
y finjo que son petit sous de innovación parisina.
Y como es primavera he vuelto al pop de hace un año
que me anima el alma pero no las caderas,
con los pies sobre la mesa escucho despacio
en un barrio antiguo
donde, al menos, se ven los tejados.
Ya lo dije: una chica alborotada
por encima de las interferencias climatológicas
que ayuda a cruzar a las ancianas
aunque las pierda de vista cuando puede.
Siempre de buen humor
porque el humor, si no, se venga,
miedo a la pena
le doy comida de celda (y poca)
y voy tirando, moviéndome en estas calles, años setenta,
esperando cada doce meses
a que rejuvenezca,
llevándonos bien
sin pedir demasiado,
ni tocarle la moral a las calles.

Freed from desire - Gala

No hay comentarios: