sábado, 24 de abril de 2010

PERMANENCIA

Qué bien tener lo que tengo ahora y mañana y ayer y nunca más.
Qué bien saber que puedo ser (a saber)
borde
y agradable
y amante
y cariñosa
y martirizadora
y no dejaré de ser yo.
Que siempre tendré estos ojos y esta piel
mucho después de muerta,
mucho después de plantada la higuera,
mucho, mucho después de olvidada.
Qué bien saber que todo va a cambiar y todo quedará
para que lo comprueben mañana
(me imagino el futuro lleno de mujeres subidas en zapatos imposibles,
pero es sólo una licencia que le concedo a la imaginación)
Qué sé yo,
un Poker Face a tiempo siempre llena.
Y esta vida, estas manos, este cuerpo que pesa y me cansa
no debiera ser una condena a vida, no debiera.
¿No te imaginas todo lo que podemos hacer entre un segundo y otro?


Mais que nada -Sergio Mendes & Brasil 66

No hay comentarios: