domingo, 30 de mayo de 2010

UN DATO

Pues sí, ya me di cuenta
de que la vida no es como los libros
que dices "hasta aquí" y cierras la tapa. No.
La vida, mucho menos respetuosa con las formas,
sigue y te estropea tu mutis por el foro.
El clímax más dramático se pierde
si al final de los finales
empieza otra novela.

No hay comentarios: