martes, 13 de julio de 2010

Aguanto estoicamente el dolor como ninguna
pero no me des tus brazos
porque, como los niños,
sólo lloro cuando me dan cariño.

No hay comentarios: