miércoles, 14 de julio de 2010

PASAJEROS

Última llamada a pasajeros
y no vas
porque intuyes que habrá otras
y así esperas
que llegue un poco más la última, última,
la que ya no espera más,
la que de aquí en adelante sin vuelta a atrás y se marcha.
Pero de momento esperas.
Última llamada a pasajeros
y tú sigues,
que aún hay tiempo,
que te ha dicho que se va,
pero es mentira,
seguro que aún te llama
al menos otra vez todavía.
Un grano de arena en el reloj,
un segundo antes de la explosión.
Y, por fin,
el banco solo,
te quedas esperando,
pasajero,
momentáneo.

No hay comentarios: