domingo, 22 de agosto de 2010

SER SOCIAL

Podéis obligarme a ser libre,
a imitar la felicidad
Sé que intentaréis venderme vida
a precio de mercado negro,
sé que lograréis engañarme
para comprar mi muerte mes a mes.
Posiblemente me rinda,
terminaré suplicando por entrar en vuestro juego,
si es que no llevo ya jugando un tiempo.
Me convenceréis diciendo que coma sólo lo que dé la tierra:
diamantes, petróleo, uranio.
Seré un ser social de hojalata,
seré alquitrán en las suelas.
Sólo os pido, en mi último minuto de consciencia,
que al final de los finales
me recordéis que fui cobarde, libre
luchadora, inconformista
constructora, humana e imperfecta.

No hay comentarios: