domingo, 28 de noviembre de 2010

LAS PALABRAS POR DECIR

A Jota De

Hay pocas cosas que podamos decir como estables,
me refiero
a todo eso que otros llaman "su mundo",
esos conceptos que dicen "zas" y el otro "ah, ya sé"
Porque tú no eres de hablar y mejor dices con los ojos.
O quizá es que no nos damos cuenta
y tenemos un diccionario hecho
con todas las tontunas ocurridas.
Lo que pasa es que olvidamos muchas,
desde los cuarenta apelativos cariñosos que te puse
(empezando por el de arriba)
hasta patrones neuronales repetidos. Esos también se olvidan.
Me ponía nerviosa no tener la novela escrita,
esos tópicos válidos para los momentos malos.
Leía las palabras de amor de alguien dichas a su alguien,
ese que reconocería, que se reconocería con una sola voz,
"pan", "hambre", "pie", "sardina",
cualquier cosa y el otro sabía.
Pero nosotros no, nosotros olvidamos.
Pero ya sabes, o si no ahora ya lo sabes,
que me importa, más que nada,
las palabras
por decir.

No hay comentarios: