jueves, 25 de noviembre de 2010

Los bobos no aprovechan
la oportunidad que se les brinda.
Dejan las manos tendidas al aire,
se lamentan de su vida aburrida.
Los bobos no leen entre líneas
que quieres quererlos.
No estoy hablando de simples o ciegos,
son bobos y saben y entienden.
Los bobos contemplan los planes
y no optan por nada.
Pero es claro que su bobería
es siempre medida en mi punto de vista
y, por tanto, los bobos me cansan, me ofenden
porque los bobos no leen entre líneas
que quiero quererles.

No hay comentarios: