sábado, 18 de diciembre de 2010

TAN NATURAL


Me haces llorar más que reír,
eso es bien cierto.
Mas no siempre son las lágrimas de angustia,
son solo desbordados hechos simples,
será que tengo el corazón pequeño.
No sé si darte gracias por lo poco:
así siempre parece que es muy grande cuando está
(conocida cosa es que el "cada día"
quema cualquier momento de intimidad)
Pero, a veces, poco, poco, es tan poco
que desaparece ante mis ojos cual molécula sagrada.
No quiero rendir culto, ya lo sabes,
no quiero comprar nada, que estoy bien.
No dudes que en verdad río,
pero soy de ese carácter observador y fotográfico
y si no comento todo y todo ya
se me queda enquistado bien por dentro
y sacarlo fuera constituye descarnarse.
Sí, debiera agradecerte la magia esquiva,
pero, insegura, tu confirmación preciso
y que me hables,
que me hables
así, tan natural.

No hay comentarios: