domingo, 20 de febrero de 2011

25



Azulino, Cólquide y otras palabras,

collares de cuentas exóticas,
la azotea bajo un cielo blanco y limpio,
silencio lleno, intenso,
saber y no saber lo que estás viendo,
precedir el futuro a ojos ciegos,
objetos totémicos que no significan nada y todo lo llevan,
el vértigo en la altura (querer saltar),
no saber cómo fue, pero se hizo,
no sobresaltar al corazón con tonterías,
puro cinismo de boca seca y fresca,
dedos que saben lo que se hacen,
fina tela que refleja el pelo,
un tiempo peor, pero muy bello...
Son todas esas cosas
mágicas aunque sabidas,
son todas esas cosas
las que amaso con ansia y calmada resignación.

No hay comentarios: