viernes, 4 de marzo de 2011

39

Cuando algo salga mal
vuelve a donde lo empezaste.
Y eso hago,
volver sobre mis pasos,
sobre Kula Shaker, de nuevo,
otra vez sobre los Zodiacs.
Es como entender dónde acaba un edificio y dónde empieza el otro,
ver la cicatriz del decorado e introducir tus dedos por ahí,
ir tirando del papel pintado, rascando, rascando,
y aparece la forma fea y original.
Si me dije que volvería a la ignorancia nueva y acabé aprendiendo demasiado
esta vez no podrá ocurrirme
a falta de fuerzas y con la cabeza
más llena de imágenes que de palabras,
toda llena de ganas de mirar más que de hablar.
Siempre me ocurre.
Yo qué sé
soy tan culpable como yo sola puedo serlo, imagino.
No en vano llevo tres volúmenes
perdonándome a mí misma.

No hay comentarios: