jueves, 17 de marzo de 2011

77


Más libre que dios,
más heavy que el viento
puedo, si quiero, a saber y a saber cómo:
abrir y cerrar los ojos,
abrir y cerrar la boca,
elegir que me odies (muy, muy fácil),
hacer que me detengan,
ser esclava corporativa de por vida,
hacer el ridículo siempre que quiera,
explotar mis defectos con mis semejantes,
perder la camisa, la casa y hasta la dignidad,
arruinar mi salud,
agravar mi neurosis,
dejarme morir ahora mismo.
Más libre que dios,
más heavy que el viento.


*Pintua de Matías Quetglas

No hay comentarios: