jueves, 28 de abril de 2011

18

A la vuelta de cada esquina
hay un motivo para creer.

No es lo que parece,
eso pareciera,
no hay pocas cosas que me preocupen, 
pero no hay demasiadas que me hagan trabajar en ellas,
pura pereza y falta de higiene mental.
Bailar fue una solución, cogerte la mano,
¿ya no quieres que te ayude a creer en los dedos?
Esto de la amistad es una lucha,
o quizá vivir,
o quizá ser yo.
Me desfondo,
eso parece
aunque no es lo que pareciera.

No hay comentarios: