viernes, 8 de abril de 2011

47



Me siguen los deprimidos
si ellos supieran lo que yo he sido en esto del morirme de pena,
pero las cosas cambian
y una chica anónima escucha una canción de a saber cuándo,
ni los músicos aspiraron a tanto,
la emoción de todo esto está en esto mismo:
que la vida puede pararse mientras carga una página,
que un poeta sin darse cuenta puede contestarle a otro,
a través de los años, del espacio, de los átomos.
No me siento orgullosa de colocar ladrillos en una nueva cárcel,
pero sé que destejer por la noche es posible.
No voy a talar árboles, sino coches,
no voy a pedir respeto, sino oídos,
no debo perdirte tiempo y te lo pido.

*Pintura de Georgia O'Keeffe

No hay comentarios: